¿QUIÉN ES MIKE BOXHALL?

Mike es británico, nació en 1930. A lo largo de una vida fascinante, fue plantador de caucho en Malasia, empresario de la industria del cine en Asia y África, militar en la jungla y algunas cosas más. Una larga búsqueda lo llevó a formarse en counseling, acupuntura y, más decisivamente, terapia craneo-sacral. Fue presidente de la Craniosacral Therapy Association (CTSA) del Reino Unido  y miembro de la junta de la Asociación de Terapia Craneosacral de los Estados Unidos. Se formó en psicoterapia jungiana hace 46 años. Trabajó y enseñó en diversos ámbitos clínicos. Por aquél tiempo se convirtió en discípulo de la maestra Sufi Irina Tweedie, quien le aconsejó estudiar budismo, recibiendo enseñanzas de maestros como Chogyam Trungpa, entre otros. En la actualidad continúa siendo practicante budista.

Actualmente viaja por Estados Unidos y  diversos países de Europa y Sudamérica, transmitiendo sus comprensiones sobre la salud y la espiritualidad, sustentadas en un método único que prioriza la recta actitud anclada en el momento presente y la potencialidad innata de sanación que reside en la escucha y la entrega. Es autor de varios libros como “La silla vacía” (Ed. Grano de msotaza)  y “Conversaciones en quietud” (Ed. Advaita)

 

TENDIENDO PUENTES

Mike se define a sí mismo “como un puente entre la ciencia y la sabiduría ancestral. Soy psicoterapeuta y terapeuta craneosacral; es decir, trabajo con la mente y con el cuerpo. Soy también el puente entre ambos y me gusta contribuir a que las personas descubran e integren la espiritualidad en su cuerpo. Se habla mucho de espiritualidad sin tener en cuenta que cualquier experiencia espiritual tiene lugar en el cuerpo y corresponde a una sensación. Es en el cuerpo donde la «Inteligencia» con mayúsculas se localiza. La espiritualidad es ante todo una experiencia sensorial, de lo contrario estaríamos ante un concepto, hablaríamos de ella, pero sin saber realmente qué es”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn