Las constelaciones del carácter consisten en la configuración de la relación esencial de la persona consigo misma y con el mundo, entendida en base al trabajo caracterológico con el Eneagrama. Tienen como finalidad desentrañar los patrones rígidos de carácter intelectual, emocional y conductual que constituyen la estructura de carácter. Estos patrones muestran una correlación con los patrones vinculares y relacionales que salen a la luz en las familias a través de las constelaciones.
A través de este trabajo es posible detectar los patrones rígidos que están incidiendo en la creación y mantenimiento de las dificultades de todo tipo que la persona desea modificar. Es posible detectar en forma rápida, sintética y precisa, el punto esencial en que la persona mantiene hábitos cognitivos, emocionales o de conducta, incongruentes con su realidad actual e incluso contrarios a sus propios intereses conscientes.
En los talleres de constelaciones familiares y del carácter, se realizan constelaciones familiares en su forma tradicional, configuraciones de la estructura del carácter colocando varios representantes de la persona para mostrar cómo se relacionan, o diversas combinaciones de las dos anteriores, para esclarecer la interacción entre las pautas familiars sistémicas y las propias de la estructura de carácter.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn